Evangelio 4º Domingo de Adviento, C

20 de diciembre de 2015

¿Quién soy yo para que la madre de mi Señor venga a verme?

Lc 1, 39-45

En aquellos días, María se encaminó presurosa a un pueblo de las montañas de Judea y, entrando en la casa de Zacarías, saludó a Isabel. En cuanto ésta oyó el saludo de María, la criatura saltó en su seno.

Entonces Isabel quedó llena del Espíritu Santo y, levantando la voz, exclamó: “¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga a verme? Apenas llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno. Dichosa tú, que has creído, porque se cumplirá cuanto te fue anunciado de parte del Señor”.

Palabra del Señor

Evangelio 4º Domingo de Adviento, C

20 de diciembre de 2015, Ciclo C

Evangelio 3er. Domingo de Adviento, C

13 de diciembre de 2015, Ciclo C

Evangelio 2º Domingo de Adviento, C

6 de diciembre de 2015, Ciclo C

Evangelio 1er Domingo de Adviento, C

29 de noviembre de 2015, Ciclo C

Evangelio 33er Domingo Ordinario, B

15 de noviembre de 2015, Ciclo B

Evangelio 32º Domingo Ordinario, B

8 de noviembre de 2015, Ciclo B

Evangelio del domingo de Todos los Santos

1 de noviembre de 2015, Ciclo B

Evangelio 30º Domingo Ordinario, B

25 de octubre de 2015, Ciclo B